sábado, 26 de marzo de 2011

El Arapaima, un "Dinosaurio de las Profundidades"

Bajo el mar y también en agua dulce, viven especies tan longevas como los dinosaurios y la mayoría de dimensiones gigantescas, pero hoy en día están muy amenazadas de extinción.


Algunas de esas especies (que son las más raras del planeta) son enormes peces de agua dulce que pueden superar los tres metros de longitud y pesar hasta 200 kilos.


Son llamados "Dinosaurios de las Profundidades" y viven en algunas de las regiones más remotas del mundo, como en el lago Turkana (Kenya), en las selvas de Sudáfrica, y en la Cuenca del Amazonas.


    
                 Lago Turkana               Selvas de Sudáfrica        Cuenca del Amazonas


La Cuenca del Amazonas es el hábitat de dos extrañas y gigantescas criaturas a las que no se las ha estudiado mucho porque fueron descubiertas hace pocos años.


Éstas criaturas están a punto de extinguirse; no por la caza furtiva (ni siquiera se conocían estas especies hasta hace poco), sino por la contaminación del hábitat en el que viven. 


Ésas especies son el Arapaima, el pez de agua dulce más grande del mundo, y un pez gato llamado Piraiba.


EL ARAPAIMA


El Arapaima habita en el fondo de los ríos de la cuenca amazónica.


Su gran tamaño hace que no tenga enemigos entre el resto de la fauna de su ambiente. Solo es atacado por los humanos.


El Arapaima, también llamado Pirarucú o Paiche es alargado, tiene una mandíbula afilada y su piel es parda. 

 
Puede medir más de 3 m y llegar a pesar 250 kg. 

Vive en el fondo de los ríos, en los que suele permanecer inmóvil durante largo rato. Es carroñero, es decir, se alimenta de peces muertos. Su carne es muy apreciada por los habitantes de la cuenca del Amazonas.

Se han encontrado ejemplares de 4 metros y 200 kilos. El Arapaima tiene una forma muy primitiva, y parte de su cuerpo está cubierta por unas escamas muy grandes y de aspecto óseo.