domingo, 20 de marzo de 2011

EL LINCE IBERICO


El lince ibérico es un felino de tamaño superior a un gato montés, con unas patas largas y adaptadas para el salto y caza del conejo su principal alimento. El lince cuenta con una característica cola corta, de tan solo 8 a 15 cms, y sus orejas grandes y erguidas, también muy identificativas de la especie, aparecen dotadas de unos característicos pinceles de pelo negro. La cara está rodeada por pelos muy largos, formado unas grandes patillas terminadas en punta, que se desarrollan más con la edad de los individuos.
Especie catalogada en peligro critico (UICN, 2010). Se considera que es el felino más amenazado del planeta según este mismo organismo, que lo ha reclasificado en el año 2002 pasando de EN PELIGRO a EN PELIGRO CRÍTICO. Sus escasos efectivos poblacionales, limitados a la mitad suroriental de la península Ibérica, en núcleos fragmentados, cuestionan profundamente la supervivencia futura de la especie.  

SU ALIMENTACION
La principal presa del lince es el conejo, aunque también puede dar muerte a cervatillos, liebres, roedores e incluso aves como la perdiz y las anátidas. Porcentualmente el conejo representa entre el 70 y el 95 % de la biomasa del lince, seguido de los cérvidos (un 15 % aproximadamente) y aves. Cifras que van a depender de la época del año y de las disponibilidades de alimento.