sábado, 19 de febrero de 2011

La constelación de Orión


La costelación de Orión es una constelación de invierno que tiene una bonita historia.

________________________________________________________________________

Orión era hijo de Poseidón, dios del Mar, y de Gea, la Madre Tierra. Tenía una belleza extraordinaria y creció tanto que llegó a convertirse en un auténtico gigante. 


Se enamoró de  Mérope, la hija del rey Enopión. Éste, antes de permitirle casarse con ella le mandó acabar con todas la alimañas que estropeaban las cosechas. Orión lo hizo, pero el Rey no cumplió su promesa, así que decidió vengarse matando a todos los animales que encontrara, fueran dañinos o no. 


Su madre Gea le advirtió muchas veces que se estaba pasando, pero Orión siempre se reía y continuaba. Hasta que un día se hartó y le envió un escorpión, que le picó en el pie y su veneno lo mató.


Poco antes de morir le pidió a Zeus que le situara en el cielo, junto con sus dos perros de caza Canis Mayor y Canis Menor y una liebre (Lepus) para que los hombres recordaran sus aventuras como cazador. 


Zeus también colocó en el firmamento al escorpión, pero tuvo cuidado de ponerlo lo más alejado posible del gigante para que nunca más volvieran a enfrentarse. 


Así pues, cuando Orion desaparece de la bóveda celeste es cuando hace su aparición Scorpius. Mientras que Orión aparece durante el invierno, Scorpius lo hace en el verano.